Bienvenido al Sitio de Cuba Ron S.A.

La Corporación Cuba Ron S.A. es la organización que se ha erigido como productor de grandes marcas de ron en Cuba, depositaria de las más fieles tradiciones de la cultura ronera cubana.

Ver los términos de Uso

Noticias

Buscar

 

La historia del ron cubano es parte integral de la historia de Cuba desde finales del siglo XV, cuando Cristóbal Colón llevó el azúcar de caña a esta isla. La aparición y desarrollo de la producción de ron va muy ligada a la producción de caña de azúcar, de la que Cuba fue uno de los mayores productores mundiales desde mediados del Siglo XIX.

Aunque los orígenes del ron como producto genérico no se encuentran en Cuba, es comúnmente aceptado que Cuba es la cuna del concepto y de los sabores asociados al ron ligero, incluyendo su suavidad y la delicadeza de sus aromas.

Asimismo, es desde Cuba que el producto se revela al mundo. Así, debido al azúcar de caña ampliamente conocido, al propicio clima caribeño, a la fertilidad de la tierra y al exclusivo conocimiento y saber hacer de los maestros del ron ligero cubanos, Cuba es conocida como la Isla del Ron.

En esa secuencia de historias, la Denominación de Origen Protegido respecto a los rones cubanos implica un reconocimiento que garantiza al consumidor un determinado origen completo y una calidad tanto en su materia prima e ingredientes como en su proceso y técnicas de elaboración. Desde su área de trabajo, Emilia Horta, asesora jurídica de la Corporación Cuba Ron S.A ofrece a partir de sus investigaciones y ponencias, un bosquejo respecto a la importancia y los valores históricos y culturales que le aporta la denominación a las esencias cubanas.

“La actual importancia de las Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas en el Comercio, indicativas de cualidades y calidades únicas de un tipo de producto propio de un lugar geográfico concreto y único, incluso en y para países no tan versados en el uso de este signo distintivo, pero que pueden exhibirlos, ha traído como resultado, entre otros, que terceros no autorizados usen marcas comerciales que transgreden determinada Denominación de Origen; tal conducta comprensible pero no lícita busca avanzar y ganar el mercado de esos productos a costa de atribuir al suyo, las características y prestigio singular de aquel otro, reconocidas y demostradas con intencionalidad y cuidado a los consumidores”.

“Legislaciones y decisiones de Oficinas de Propiedad Industrial, desde tiempos tan pretéritos como el surgimiento mismo del Convenio de París (1883), se esfuerzan por preservar el orden y lealtad del tráfico mercantil y los intereses más preciados que lo justifica, el de los fieles consumidores. De la obligación prevista en el Convenio de París para los Estados de establecer procedimientos que permitan reprimir eficazmente los Actos previstos del Convenio, se desprende la voluntad de evitar cualquier confusión y engaño a través del mal uso de un signo de la Propiedad Industrial, en particular por indicaciones falsas y engañosas sobre el origen de un producto”.

“En este orden de pensamiento razonamos que si un producto lleva gravado en su etiqueta, contra etiqueta u otro lugar de su envase, un término o nombre geográfico, seguramente transmitirá a quien lo contemple que proviene o es originario de ese lugar o región, como Santiago de Cuba en Cuba, y que está ligado intrínsecamente a las características de ese lugar, que en algo le incide; que tiene la calidad de los productos que provienen de ahí reconocida por el público consumidor y por las Oficinas de la Propiedad Intelectual. Esto es una comunicación inmediata, que lleva al consumidor a decidir su elección entre todos los productos de la misma clase que se exhiben en la vitrina”.

“Por otro lado, la Marca es un signo diferente, una modalidad que indica la relación del producto con un productor, un origen empresarial, pero no con un origen geográfico particular, por ello ya es generalizada la prohibición absoluta para el registro de las marcas que puedan inducir al público a error sobre la procedencia geográfica, así por ejemplo la legislación marcaria cubana establece: “el registro de una marca u otro signo distintivo que sea idéntico o similar, fonética o gráficamente, a una denominación de origen registrada, será cancelado a petición de parte o de oficio, en la medida en que la marca o el nombre comercial se refiera a los mismos productos designados por la denominación de origen…”

¿Qué papel desempeña actualmente el reglamento dispuesto para el control, administración, comunicación, protección y defensa de la DOP?

La Ley cubana establece la previsión de que una marca no puede inducir a error en cuanto al origen geográfico del producto. El Decreto Ley 203 de 2003 “De Marcas y Otros Signos Distintivos” establece en el Artículo 16 que “no puede registrarse como marca un signo que pueda inducir al público a error sobre la procedencia geográfica, la naturaleza, el modo de fabricación de los productos o de prestación de los servicios, las cualidades, la aptitud para el empleo o el consumo, la cantidad o alguna otra característica del producto o servicio al cual se aplique. Igualmente, refrenda que los anteriores se compongan exclusivamente de elementos que sirvan en el comercio para indicar la especie, la calidad, la cantidad, el destino, el valor, la procedencia geográfica, la época de producción del producto o de la prestación del servicio u otras características del producto o servicio en cuestión.

Una regla importante es que las marcas que contengan o consistan en una indicación geográfica no pueden ser protegidas por terceros. Si se trata de una solicitud, debe ser rechazada; si ya se ha registrado, debe ser anulada. Esas medidas pueden promoverse por cualquier parte interesada, o adoptarse de oficio (es decir, por iniciativa propia de la autoridad competente) si la ley así lo dispone.

Estas listo para aprender de la coctelería cubana?
Comienza Ahora
Edición Limitada

Ron Siglo y Medio

Para conmemorar el aniversario 150, los Maestros Roneros de Santiago de Cuba prepararon un nuevo producto, único e irrepetible, con una producción limitada por su increíble calidad. Ahora presentamos un producto que es la excelencia misma, algo sublime preparado con mucho amor, entrega y misticismo, en honor al genuino y auténtico Ron Cubano de siempre.

Grado alcohólico: 40%

Color: Medio-Oscuro

Calidad: 100%

Edición Limitada

Cubay Carta Blanca Extra Viejo

Único e irrepetible, de extraordinario sabor y delicado aroma, el ron cubano proviene de la caña de azúcar, que con su dulzor característico y su espíritu, expresado en un magnífico aguardiente sabiamente añejado, unido a los secretos centenarios de los Maestros Roneros cubanos, son el complemento de esta mítica creación.

Grado Alcohólico: 40%

Color: Claro-ambar

Calidad: 95%

Edición Limitada

Ron Santiago de Cuba 500

En boca resulta un mágico viaje por los variados y suaves sabores de frutos y especias que crecen en esta tierra. El Ron Santiago de Cuba 500 es ciento por ciento, encuentro privilegiado con el carácter del santiaguero.

Grado Alcohólico: 40%

Color: Oscuro

Calidad: 100%

Edición Limitada

Ron Isla del Tesoro

Es una mezcla de bases de rones muy añejados en el tiempo, en preciados "cofres preciosos", que engendran una vez más la "joya maravillosa" del Ron Cubano, nacido de la sabiduría, la entrega y el quehacer de la pujante Industria Ronera de Santiago de Cuba, con más de 150 años dedicados a la fabricación del genuino "Ron de siempre".

Grado Alcohólico: 40%

Color: Medio

Calidad: 95%